top of page

Algunos consejos para el cuidado de tus joyas

    Ars Temptation diseña y crea joyas hechas a partir de materiales muy diferentes, como papel, cemento, resina, plástico, madera, arcilla, textil, piedra, materiales metalúrgicos (como, oro, plata, latón, cobre, aluminio), entre otros. Las joyas hechas de papel, cemento o arcilla están recubiertas por varias capas de barniz. Eso significa que pueden mojarse ligeramente pero no son resistentes al agua. Para conservar la belleza pura de la madera, la piedra u otros materiales naturales, recomendamos que no se expongan al agua. El oro y, especialmente, la plata se oxidan naturalmente. La oxidación es causada por una reacción entre el metal, el aire y otro elemento químico que entre en contacto con el metal (e.g. el azufre). La humedad y la luz solar también pueden causar oxidación del metal. Para mantener el estado original de las joyas, te recomendamos que sigas las siguientes prácticas que asegurarán una más larga y bonita vida a tus joyas:

  • No uses joyas mientras duermes.

  • Quítate las joyas cuando uses productos químicos: champús, jabones, lociones, maquillaje, laca para el cabello, etc. Incluso algunos productos del hogar y alimentos (como jugo de frutas, huevos, mayonesa, mostaza, vinagre, goma, lana de acero, etc.) contienen azufre y deberías evitar el contacto de este con tus joyas siempre que sea posible ya que el brillo, especialmente de la plata el oro, se puede ver dañado.

  • No uses joyas en la ducha, piscinas, jacuzzis, spas o en el mar, el cloro y el agua salada pueden dañarlos.

  • Evita practicar deportes con las joyas puestas. Dependiendo de la acidez de tu piel, el sudor puede provocar oxidación.

  • Evita poner perfume sobre las joyas ya que el alcohol y otros componentes químicos pueden afectar algunas piezas.

  • Aunque no es lo común, a veces la química corporal individual puede reaccionar con el metal y causar cierta reacción. El embarazo, los trastornos de la tiroides, los niveles hormonales, los medicamentos y otros pueden variar la alcalinidad de tu piel, y puede reaccionar con tus joyas. ¡Esto puede variar según el individuo!

  • Guarda tus joyas en un lugar seco y hermético (por ejemplo, una bolsa de cierre zip). Limpia siempre tus joyas antes de guardarlas. Usa un paño de microfibras o un paño para lentes para eliminar las marcas de oxidación o otras manchas. Frota suavemente sobre la superficie hasta que se haya restaurado el brillo. Ocasionalmente, limpia los aceites de la piel enjuagando con agua tibia y puliendo con un paño suave o tela de microfibras. Puede usar papeles antioxidantes y bolsas para el almacenamiento. 

  • Limpia regularmente tus joyas. Evita materiales abrasivos como felpa, toallas de baño y telas para pulir joyas. Incluso los pañuelos desechables o las toallas de papel son microabrasivos y deben evitarse ya que pueden causar rasguños en tus joyas. Recomendamos usar un paño suave, un paño para lentes o cualquier paño de microfibra para limpiar suavemente sus joyas.

Cómo limpiar tus joyas

    No recomendamos limpiar joyas que estén hechas de papel, arcilla, madera o cemento. De lo contrario, puedes limpiar otras joyas, especialmente las metalúrgicas, con agua tíbia, jabón líquido y un cepillo de dientes viejo. Esto debería ser suficiente para restaurar el brillo de tus joyas y eliminar las bacterias. Sumerje tus joyas en agua jabonosa, limpia suavemente con el cepillo de dientes, enjuaga bien y limpia tus joyas con un paño suave.

    Una tela de fieltro de microfibra empapada con un producto de limpieza, es perfecta para pulir sus joyas antes de usarlas. Encontrarás telas de fieltro de microfibra en joyerías, grandes almacenes y en la red.

    Para limpiar tus joyas plateadas oscurecidas por la oxidación, colócalas en una olla con agua, un poco de jugo de limón y calíentala hasta que hierva; o alternativamente, en un recipiente de aluminio, con un poco bicarbonato y calíentala hasta que hierva. Luego enjuaga la joya cuidadosamente y séquela con una gamuza o un paño suave. Ten cuidado con las joyas con piedras preciosas, ciertas piedras que no resisten el calor, especialmente si no son autenticas.

    Una solución antiséptica (un antiséptico de uso familiar) o un desinfectante similar (sin alcohol) limpia muy bien las joyas. Remoja tus joyas unos minutos, cepilla, enjuaga y seca.

 

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn
  • Icono negro Pinterest
  • Negro del icono de YouTube
bottom of page